9 feb. 2017

EDITA LA PIEL EN UNA FOTOGRAFÍA FÁCILMENTE

¡Hola a todos! ¿Cómo estáis? Yo deseando estoy que llegue ya mañana. No solo porque el hecho de que es viernes y... LIBERACIÓN! Haha. También tengo ganas por otra cosita que no puedo contaros aún pero que os contaré el lunes o, si me seguís por mi Instagram, podréis enteraros. Pero de momento es Top Secret.

Para no alargar mucho el post, vamos a ir ya lo que nos concierne. Vamos a aprender, por fin, a editar el rostro y las imperfecciones en un retrato. Tenía muchas ganas de enseñaros porque, una vez que entiendes el funcionamiento (practicando, claro está) es tan sencillo y consigues unos acabados profesionales.

Si no quieres perderte o hay algo de lo que no te enteres que yo no explique en el post, te recomiendo que te descargues la guía de Photoshop suscribiendote a la Newsletter del blog.


HOY APRENDEREMOS:
 Eliminar manchas en la piel con la herramienta Pincel de corrector puntual
 Unificar el tono de la piel con la herramienta Parche

La foto que vamos a editar es la siguiente:

EDITAR LA PIEL DE UN RETRATO CON PHOTOSHOP
1. Una vez que la tengamos abierta en Photoshop, vamos a duplicar la capa (seleccionamos y pulsamos Control + J) y en esta nueva capa duplicada hacer los primeros ajustes pertinentes. Es decir: reencuadrarla, ajustar niveles, etc. Todo esto si lo creemos necesario.

2. Con la herramienta recortar, vamos a reencuadrar la fotografía. En mi caso no lo considero necesario, pero si en vuestro caso sí lo creéis oportuno hacedlo.

3. Ahora vamos a hacer un ajuste de niveles. Esto simplemente es por pura estética y es totalmente opcional. Igual vosotros sólo queréis cambiar el constraste o la temperatura de color, por ejemplo.
4. Vamos a seleccionar el Pincel de corrector puntual y vamos a ir eliminando las manchas de la piel e impurezas más destacadas que queramos tapar. Simplemente hacemos clic sobre la mancha a eliminar y como por arte de magia desaparece sola. Un consejo que sí os voy a dar es que editéis la piel con el zoom para ver mejor las manchas y si se está haciendo bien la edición.

5. Cuando hayamos eliminado todas las manchas pequeñas con el Pincel de corrector puntual duplicamos la capa y seleccionamos la herramienta Parche y procedemos a seleccionar una de las ojeras procurando sólo seleccionar piel, ya que si seleccionamos pestañas no nos las disimulará bien y se verá un manchurrón negro que, desde luego, no queremos.

6. Ahora vamos a pinchar sobre la parte seleccionada y vamos a arrastrarla sin soltar hasta una parte de las mejillas que tenga una textura uniforme. Si el resultado no nos gusta, deshacemos con la paleta Historia o, simplemente, hacemos clic en Edición>Deshacer hasta el punto que queramos retomar la edición.

Y así de fácil es editar la piel de un retrato. Por supuesto no es la mejor forma de hacerlo, pero para vuestra primera toma de contacto nos sirve y hace el apaño. Este es el resultado final al que se le podrían hacer más ajustes de color y demás cosas. Pero por hoy lo vamos a dejar así para no saturaros demasiado, que es jueves y hay que dejar la mente libre para el finde.

Como veis queda un resultado natural y discreto. Nadie diría que no tenemos la piel como el culito de un bebé ;)




    



Y POR SUSCRIBIRTE TE LLEVAS GRATIS UNA 

3 comentarios:

  1. Buenos consejos, yo antes la verdad que manejaba muy bien Photoshop, de hecho lo hice en informática, pero de no usarlo no me acuerdo de muchas cosas!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que buenos consejos, me queda muchísimo de photoshop por aprender
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Sí que se nota sí! besos rojos por doquier bonita!!!!

    ResponderEliminar